Click acá para ir directamente al contenido

Artículo de profesor UGM es divulgado en la revista española Espíritu

“La aprehensión collativa de la estimativa natural en Tomás de Aquino”, se llama el escrito que publicó el Dr. Hernán Muszalski, profesor de la Universidad Gabriela Mistral y coordinador del Centro de Estudios Medievales, en la prestigiosa revista indexada en Scopus.

Portada de la edición N° 160 de la Revista Espíritu.

Hernán Muszalski es doctor en Filosofía por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, Roma, Italia. Se ha desempeñado durante los últimos 15 años en departamentos académicos de universidades de Argentina, Perú y Chile. Sus últimas investigaciones abarcan la teoría de la percepción y del conocimiento moral, principalmente en Tomás de Aquino y filósofos árabes medievales.

La revista Espíritu fue fundada en Barcelona y cuenta con 70 años de trayectoria. Su propósito principal es promover la reflexión y el conocimiento filosófico. Esta publicación es referente en el ambiente de la investigación filosófica internacional, principalmente en el campo de los estudios medievales, por la alta calidad de sus investigaciones científicas. Está indexada en Scopus, que es una base de datos de trabajos científicos de primer nivel y sus artículos tienen un gran impacto en el mundo académico.

La doctrina de Aquino y la confrontación de los sentidos

Hablamos con el coordinador del Centro de Estudios Medievales UGM acerca del artículo publicado en la revista Espíritu y de su implicancia en los círculos medievalistas.

“El artículo investiga la psicología del animal irracional en la obra de Tomás de Aquino y se enmarca dentro de lo que en filosofía escolástica se llama “teoría de la percepción”, es decir, aquello que para los autores clásicos se denomina “psicología filosófica”. Además de los cinco sentidos conocidos, Tomás de Aquino distingue cuatro sentidos internos, uno de los cuales se llama “estimativa”. Esta facultad de conocimiento del animal es la encargada de percibir aquellos aspectos de beneficio o perjuicio en los objetos reales, como cuando la oveja percibe al lobo como su enemigo y al alimento como algo conveniente”, señala Muszalski, a la vez, que detalla cómo Tomás de Aquino “explica que el modo en el que este sentido conoce es mediante una confrontación (collatio) entre diversas instancias: el objeto actualmente presente percibido como conveniente o nocivo, la propia situación orgánica del animal que conoce y los contenidos de la memoria”.

En esa línea, el autor, con su investigación, trata de arrojar luz sobre este proceso, tema poco tratado por los intérpretes modernos del Aquinate (doctrina de Aquino). “En general, los trabajos de las últimas décadas se aplicaron más a la investigación de la estimativa humana (llamada “cogitativa”) y su modo confrontativo (collativo) de conocer, pero se ha postergado, a mi juicio, el estudio del modo propio que tiene de conocer la estimativa de los animales irracionales” acota.

Así, Muszaslki comenta que esta investigación podría significar un aporte importante para el campo de los estudios medievales y tomistas. “A mi juicio, con demasiada frecuencia se considera la concepción de Tomás de Aquino sobre los sentidos internos como una mera repetición de doctrinas anteriores o como una recapitulación de posiciones de otros autores”.

 “Me parece que esta es una de las razones por las cuales los trabajos científicos sobre la estimativa en el Aquinate son muy escasos. Por otro lado, los pocos estudios que hay al respecto, se limitan a constatar el carácter, por decir así, “instintivo” o “determinado” de la operación de la estimativa del animal, en contraposición a la collatio de la cogitativa del hombre. Creo que esta falta de continuidad, vale decir, este corte abrupto que a menudo los modernos comentaristas de Tomás de Aquino hacen entre el animal irracional y el hombre, ha traído no pocos problemas en la interpretación de su pensamiento. Mi artículo, precisamente, intenta poner remedio a esta situación”.

En cuanto a la publicación del artículo en la revista Espíritu, Muszalski señala que “se trata de un reconocimiento a una tarea de profundización que se llevó a cabo en circunstancias atípicas para la labor investigativa, por causa de la pandemia que nos tuvo confinados durante el año pasado. Pienso que este trabajo puede significar un aporte importante para el campo de los estudios medievales y tomistas. Al mismo tiempo, considero que puede contribuir en algo a posicionarnos como Universidad en el terreno de la investigación científica”.

Puedes descargar el artículo completo aquí